Soy la multitud, de tantas 9 de eneros que se callan en el calendario, soy el niño que no nació con los ruidos de un 89 funesto. Soy los caídos que no debieron haber caído, soy todos, y a la vez, el olvido me convierte en nadie, soy el nombre de los que no se nombran porque entre tantos arboles Panamá, algunos cobijan en su sombra, pecados que no se pueden nombrar, soy los maceteros de nuestras vidas, plantadas de humanitos que ya nadie recuerda.

IMG_7602.jpeg
IMG_8532.jpeg
FullSizeRender-3.jpg
8 (1).JPG
IMG_7560.jpeg
5 (1).JPG