él podía comportarse como una prostituta, y en ello no había nada que perdonar, él tenía la dignidad de un trabajo mal llevado, pero tenía todo para dejarlo si quería, él podía comportarse como el chico deportista que toda madre quiere, y lo hacía con la gracia de quién lo es, pero él podía ser ambas cosas, y otras más que no ennumero porque sería muy largo, sería tan largo como la idea que uno es solo una etiqueta. 

3-2.JPG
5 (2).JPG
7 (1).JPG
4 (1).JPG
6 (1).JPG
8 (2).JPG